Romanzas sin palabras. Mendelsshon.

Partituras
Comienzo el día escuchando romanzas sin palabras de Mendelsshon

Felix Mendelssohn

(Hamburgo, 1809 – Leipzig, actual Alemania, 1847) Compositor, pianista y director de orquesta alemán.Robert Schumann definió a Felix Mendelssohn como «el Mozart del siglo XIX, el músico más claro, el primero que ha sabido ver y conciliar las contradicciones de toda una época». No le faltaba razón: su música, de una gran perfección técnica y formal, es una espléndida síntesis de elementos clásicos y románticos. Romántico que cultivaba un estilo clásico o clásico que reflejaba una expresividad romántica, Mendelssohn fue uno de los músicos más influyentes y destacados del romanticismo.

Felix Mendelssohn
Segundo de cuatro hermanos, nació en el seno de una familia de banqueros de origen judío, que se había convertido al protestantismo. Niño prodigio, pronto dio muestras de un inusitado talento no sólo para la música, sino también para el dibujo, la pintura y la literatura. Sus dotes fueron estimuladas por un ambiente familiar en el que siempre se alentaron las manifestaciones artísticas.
Alumno de composición de Carl Friedrich Zelter –a través del cual conoció al gran Goethe–, los primeros trabajos de Mendelssohn en este terreno se tradujeron en doce sinfonías para cuerda, algunas pequeñas óperas, un Octeto para cuerda y la oberturaEl sueño de una noche de verano. Estas dos últimas obras marcan el inicio de su madurez como compositor.
Fue, además, un buen intérprete de violín, viola y piano, facetas a las que más tarde se añadiría la de director de orquesta. En este ámbito, una de sus primeras y más recordadas actuaciones tuvo lugar en 1829, cuando interpretó en Berlín la Pasión según san Mateo, de Bach, en un concierto que supuso la recuperación de esta obra después de un siglo de olvido. Bach, junto con Mozart y Haendel, constituiría uno de los pilares de su estilo.
Pocos años más tarde, en 1835, le fue confiada la dirección de la orquesta de la Gewandhaus de Leipzig, cargo que ejerció hasta su prematura muerte. Su hermana Fanny Mendelssohn (1805-1847) fue también compositora de talento, autora de valiosos lieder y piezas para piano.

Stabat Mater, Rossini.

Partituras

http://player.muzu.tv/player/getPlayer/i/260443/vidId=1539966&la=n
Gioacchino Rossini – Rossini: Stabat Mater – Introduzione for Soli, Choir & Orchestra on MUZU.TV.

Biografía  ( Fuentes: Wikipendia)

Rossini nació en Pésaro, hijo de Giuseppe, apodado “El vivaz”, cornista de oficio, y de Anna Guidarini, cantante en los teatros locales. Tocando en la banda municipal a los seis años, Rossini mostró un extraordinario genio musical desde la más temprana edad y estudió música con su padre. Aprendió a tocar la espineta con el vinatero Giuseppe Prinetti; posteriormente estudió con el canónigo Giuseppe Malerbi, en cuya biblioteca leyó las partituras de grandes compositores del pasado. En Bolonia tuvo por primer profesor a Angelo Tesei e ingresó en el prestigioso Liceo Musical, bajo la tutela del sacerdote Stanislao Mattei, y ganó un premio por una cantata que compuso a los dieciséis años de edad.
Como clavecinista acompañante en teatros, Rossini fue llamado para componer una ópera breve en 1810 y, dado el éxito que logró, siguió componiendo, particularmente en Venecia y en Milán, con éxitos sonados en la mayor parte de los casos (su séptima ópera conquistó La Scala con cincuenta y tres funciones iniciales) y repentinos fracasos, pero afianzándose como el primer compositor de su tiempo, a pesar de no contar siquiera veinticinco años de edad. En esos momentos, Rossini llevó a la perfección musical el género bufo. Tuvo la ventaja de contar, ya en esta primera etapa, con grandes cantantes, en quienes pensaba al momento de desarrollar la melodía de los personajes, considerando las posibilidades de sus voces. Algunos de ellos eran Marietta MarcoliniFilipo Galli y Paolo Rosich.
En 1815 fue contratado por el sagaz empresario Domenico Barbaia para componer en Nápoles los teatros que administraba él con subvención gubernamental, el Teatro de San Carlos y el Teatro Del Fondo, en donde produjo óperas serias de inmenso valor para las voces más imponentes puesto que en la compañía de Barbaia se encontraban las más grandes luminarias del tiempo como Manuel GarcíaIsabella Colbran (quien sería luego esposa de Rossini), Giovanni Rubini y otros. Mientras tanto, Rossini también recorre Italia, y creó óperas de todos los géneros (serio, semiserio, bufo), cuya influencia fue absoluta para todos los compositores posteriores y aun contemporáneos, y representó las ya creadas, que contenían melodías que se convertían en hitos inmediatos y permanentes.
En 1816 estrenó, en el Teatro Argentina de Roma y con argumento de Cesare Sterbini, una de las más famosas obras del repertorio operístico: El barbero de Sevilla. Basada en la trilogía literaria del barón francés Pierre-Augustin de Beaumarchais, cuya segunda parte, Las bodas de Fígaro, fue musicalizada por W. A. Mozart, fue durante sus primeras representaciones un fracaso. Posteriormente, Giuseppe Verdi y otros compositores la alabarían efusivamente, y alcanzaría una inmensa fama. Previamente puesta en música por el respetado compositor tarantino Giovanni Paisiello, el Barbero, como muchas otras óperas de Rossini, borró del cartel permanentemente las obras de grandes compositores como Nicola Antonio ZingarelliSaverio MercadanteSimon MayrFerdinando Paër, Mosca, Carlo Coccia y el propio Paisiello.

Caricatura de Rossini en la portada de Le Hanneton, 1867. Algunas de las obras de Rossini, conservador por naturaleza pero innovador por sus enormes dimensiones creadoras, sientan las bases delRomanticismo desarrollado por los compositores sucesores

.
En 1823 presentó su última ópera en ItaliaSemíramis, y se trasladó a Francia (desde donde viajaría en 1824 a Londres en una exitosa gira que le produjo reconocimientos extraordinarios y jugosos estipendios); en París compuso una ópera que celebraba la coronación de Carlos X de Francia, y también su última ópera bufa, además de reelaborar otras dos obras italianas, y en 1829Guillermo Tell, que supuso su definitiva consagración.
Curiosamente, ésta sería su última ópera, aun cuando le quedaban cuatro decenas de años de vida por delante. Sigue siendo un misterio por qué dejó Rossini de componer óperas tras Guillermo Tell; son muchas las teorías que tratan de dar respuesta a este interrogante, desde el hastío hasta la falta de necesidad, dada la riqueza que ya había acumulado, pasando por abundantes dificultades de salud (gonorrea y ciclos maníaco-depresivos), o quizá porque las circunstancias políticas así lo determinaron. Sin embargo, aunque no volvió a componer otra ópera, no abandonó el mundo musical, y se hizo cargo de la dirección del Théâtre-Italien y del Liceo de Bolonia y siguió componiendo muchísimas obras breves (sin dejar a un lado su otra gran pasión, la gastronomía), así como varias obras religiosas y profanas notabilísimas.
Había contraído nupcias con la cantante española Isabella Colbran en Castenaso, en 1822, pero se separaron legalmente en 1837, y entonces él se fue a vivir con Olympe Pélissier, con quien se casó en 1846, una vez que murió Isabella en 1845. Durante su vida, Rossini recibió las condecoraciones más importantes de Francia e Italia y un gran reconocimiento por parte de sus colegas de profesión; así, tras la entrevista que Rossini y Richard Wagner tuvieron en 1860, el último declaró que, de todos los compositores que había conocido en París, el único verdaderamente grande era Rossini, a quien veía muy serio y sencillo, pero mal comprendido por el público.

Su muerte[editar · editar código]

Tumba ahora vacía de Rossini en el célebre Cementerio del Père Lachaise en París.

Rossini falleció en Passy, cerca de París, en 1868. Mientras miles de voces entonaban la plegaria de su Moisés, fue enterrado en el parisino Cementerio del Père-Lachaise. Sus restos fueron trasladados en 1887 a Florencia, donde descansa en la Basílica de la Santa Croce, junto a otras glorias de Italia: Galileo GalileiDante y Miguel Ángel. Dejó un legado monetario realmente considerable, del que destinó fondos para la creación de un asilo para músicos retirados (existente aún hoy) y otras obras de beneficencia. Había sobrevivido a muchos de sus sucesores en el trono de la ópera italiana (Vincenzo BelliniGaetano Donizetti,Giacomo Meyerbeer), al tiempo que coincidió con la aparición de Giuseppe Verdi y de Richard Wagner.
Giuseppe Verdi convocó a los mejores compositores italianos a componer una misa de Réquiem en honor del Cisne de Pésaro (forma poética con la que se denomina a Rossini). Dadas las circunstancias políticas adversas, no se estrenó esa obra y Verdi usó su contribución, el Líbera me, en su propio Requiem, dedicado a Alessandro Manzoni. El director Helmuth Rilling ha exhumado y grabado la obra en la actualidad.
Nicoló PaganiniFrederic ChopinMauro GiulianiLouis NiedermayerOttorino Respighi y otros renombrados compositores han creado variaciones, orquestaciones y adaptaciones de múltiples obras rossinianas. Y los afamados tournedos Rossini, así como muchos otros platos de cocina, son designados en honor al célebre compositor, que era un consumado gastrónomo.

La interpretación rossiniana[editar · editar código]

Rossini

El grado de dificultad vocal de las óperas rossinianas es tan extremo que, desde mediados del siglo XIX hasta la década de 1970, muchas de sus obras eran prácticamente imposibles de cantar; ello fue posible con la irrupción de supercantantes tales como Giulietta SimionatoRenato CapecchiFrancisco AraizaRockwell BlakeErnesto PalacioChrist MerrittMarilyn HorneSamuel Ramey y otros, que emulan a los grandes Giovanni DavideFilipo GalliGeltrude Giorgi-Righetti y Andrea Nozzari, destinatarios originales de las obras.
En la actualidad destacan como tenores especializados en Rossini: Juan Diego FlórezGregory KundeWilliam MatteuzziAntonino SiragusaKenneth Tarver y Lawrence Brownlee); como bajos, destacan en elsiglo XXSamuel RameyPaolo MontarsoloRuggero RaimondiFernando CorenaJohn Del CarloJustino Díaz y Michele Pertusi, además de barítonos de sobrada solvencia vocal rossiniana, como el veterano Alessandro Corbelli.
La importancia que concedió a la voz femenina sobresale en la cuerda de mezzosoprano, para la que escribió muchos papeles con intrincadas coloraturas, con lo que dio origen a un tipo especial de variante dentro del registro. Aún en vida del compositor, fue adulterado estilísticamente por la imposición de otros patrones del momento y por el deseo de abordar tales personajes por importantes divas cuya tesitura era de soprano. Así, los grandes papeles (Rosina, Angelina, Isabella, Tancredi, etc.), originalmente pensados para mezzosoprano fueron y frecuentemente son interpretados por sopranos ligeras.
Hacia 1925, la mezzosoprano barcelonesa Conchita Supervía retornó a las claves originales, y motivó así el principio de una revalorización histórica, seguida por las italianas Giulietta Simionato y Fiorenza Cossotto. En general su obra fue bien aceptada, sin embargo Beethoven consideraba como “composición infantil” a la obra de Rossini. Su obra ya en el 1900 era ampliamente desestimada. Las habilidosas arias de sus óperas se habían vuelto durante mucho tiempo instrumentos usados por las sopranos lírico-ligeras para mostrar su virtuosismo, de manera que perdían toda gracia , sentido y estética. La única opera que había perdurado y que aun se representaba era “El barbero de Sevilla”. Maria Callas tuvo un papel importante en reivindicar la obra de Rossini pues en su intento de renovar y vivificar la ópera, pudo darle a sus operas un talante dramático, vivaz y sentimental, demostrando así que incluso el bel canto podía ser tratado con realismo y dramatismo a la vez que eliminó con buen gusto las excesivas cadencias y fiorituras y coloraturas innecesarias que deformaban las arias . Gracias a ella se volvieron a representar operas como “Semiramide” , “Il turco en Italia” o “La italiana en Argelia”, y hasta el día de hoy se representan.
Entre las sopranos, han destacado Maria Callas (como Rosina, Armida y Fiorilla de Il turco in Italia), Luciana SerraKatia RicciarelliLella CuberliMontserrat CaballéJoan Sutherland (como Semiramide. También Edita Gruberova), Beverly Sills,June AndersonDiana Damrau y Mariella Devia, entre otras.
Asimismo en nuestros tiempos, contratenores como David Daniels interpretan los roles para castrati o travestidos, a la usanza original.
Eruditos como Philip GossettBruno CagliAlberto ZeddaR. CellettiAzio Corghi y Richard Osborne se han ocupado del Cisne de Pésaro y han desenmarañado su biografía y su obra musical.
Existe en Italia la Fondazione Rossini di Pesaro, que se dedica a presentar la música del maestro en el Festival Rossini, a conservar los documentos que le pertenecieron, a dar a conocer la vida y la obra, a atesorar las partituras autógrafas y a elaborar ediciones críticas de sus composiciones, entre otras tareas.
Existe también la Fundación Rossini de México que, como su hermana mayor, presenta el Festival Rossini en ese país con una difusión de la figura del músico italiano. Y en WildbadAlemania, se presenta un Festival Rossini con óperas cortas y menos conocidas.

Obras[editar · editar código]


Obras religiosas:

Cantatas:

Himnos y coros:

Ragtime de Scott Joplin. Maple leaf rag

Partituras

p>Ragtime de Scott Joplin. Maple leaf rag.

Scott Joplin (Texarkana, Texas, Estados Unidos, 24 de noviembre de 1868 – Manhattan, Nueva York, Estados Unidos, 1 de abril de 1917). Compositor y piano estadounidense. Fue una de las figuras más importantes en el desarrollo del ragtime clásico, para el que deseaba un estatus similar al de la música seria proveniente de Europa, y la posibilidad de admitir composiciones extensas como óperas y sinfonías

Los rags Scott Joplin, a diferencia de otros músicos contemporáneos, tuvo una formación musical clásica muy sólida, lo que se materializó en su tendencia a obtener un equilibrio formal basándose en el uso de tonalidades muy próximas entre sí.

Sus rags se valen de distintos ritmos e incluyen, generalmente, cuatro temas de 16 compases repetidos, con introducción y modulación antes del tercer tema; tras la profusión de sonidos irregulares y arpegiados siempre se encuentra en sus rags una melodía de carácter pegadizo que sigue el clásico patrón de frase antecedente-consecuente, dividiéndose así la melodía de ocho compases en dos partes relacionadas entre sí. Por lo demás, sus rags carecen de pasajes de desarrollo.
Scott Joplin no grabó nunca, por lo que su legado se centra exclusivamente en sus partituras, diseñadas “para una ejecución milimétrica y minuciosa por parte del artista
Reseña biográfica [editar]Nacido en un ambiente musical, fue el segundo de los seis hijos de Florence Givins (cantante e intéprete de banjo) y Giles Joplin (antiguo esclavo y violinista); todos sus hermanos tocaban también distintos instrumentos musicales.

Muestra su habilidad musical a una edad temprana y aprende a tocar la guitarra y la corneta; a los ocho años se inicia su afición por el piano. Estudió música por primera vez en Texarkana con un profesor de música alemán (Julius Weiss), impresionado por sus primeras improvisaciones cuando tenía once años. La base de sus clases era el estudio de la armonía de acuerdo con la tradición europea.

Tras morir su madre en 1882, Joplin, ante la presión por parte de su padre para que aprendiese un oficio, abandona el hogar familiar. Se instaló itinerantemente en el valle del Mississippi y trabajó como pianista en bares y prostíbulos, lugares donde empleaban a la mayoría de los músicos de color. Sus experiencias musicales de esos años le sirvieron en el futuro como inspiración rítmica y melódica.

Comenzó a vivir en 1885 en la región de San Luis-Sedalia, donde conoció a otros pioneros del ragtime como Tom Turpin, Arthur Marshall y Louis Chauvin. Joplin estudió en la universidad George Smith para alumnos negros, donde siguió cursos de armonía y composición. En 1893 actuó, con una orquesta propia en la que tocaba el piano y la corneta, en la World’s Columbian Exposition de Chicago, y un año después se trasladó a Sedalia (Misuri).

En 1895 publicó sus primeras canciones, temas como “A picture of Her Face” y “Please Say You Will”. Fue en Sedalia donde publicó, en 1899, Original Rags y Maple Leaf Rag (su obra más importante y uno de los rags más famosos que se han editado, que llegó a vender cientos de miles de copias de su partitura); también abrió un centro de enseñanza. El éxito como compositor le llevó a componer más de cincuenta obras para piano entre 1895 y 1917.

En 1902, fruto de su interés en expandir las posibilidades del género, compuso el Ragtime Dance, un ballet de veinte minutos de duración con narración incluida, con base en los bailes de la sociedad negra del momento. Comercialmente, fue un fracaso, lo que llevó a que en 1903 su editor musical se negara a publicar A Guest of Honor, la primera ópera de Joplin (aun así, se estrenó en San Luis el 18 de febrero de 1903).

En 1906 se desplazó a Chicago y en 1907 se trasladó a Nueva York, donde se asentaría definitivamente dos años después. Cuatro años después publicó, con su propio dinero, la ópera Treemonisha, obra con la que intentó ir más allá del ragtime, para crear una ópera exclusiva de los afroamericanos.[3] Se estrenó en 1915 en una versión de concierto, sin decorados, pero fracasó cara al público; este hecho provocó en el compositor una depresión que le llevó a sufrir diversos trastornos mentales y problemas físicos de coordinación.

Enfermo de dementia paralytica cerebral, originada por la sífilis, ingresó en 1916 en el Hospital estatal de Manhattan, donde terminaría falleciendo.

Su música resurgió cuando varios de sus rags, entre ellos The Entertainer, aparecieron en la película El golpe (1973) y Treemonisha se estrenó con éxito en 1975 por la Houston Grand Opera.

Otras composiciones de Joplin son Peacherine Rag (1901), Palm Leaf Rag-A Slow Rag (1903), Euphonic Sounds (1909) y una obra que contiene explicaciones sobre su estilo: The School of Ragtime: Six Exercises for Piano (1909).

Fuentes musicales

Partituras
Fuentes musicales
 
CONOCIMIENTO DE LA EDAD MEDIA: LAS FUENTES MUSICALES
 
La gran dificultad que plantea el estudio de la música medieval es la falta de fuentes escritas. La notación musical no aparece hasta el siglo IX en Europa occidental: deja al margen casi un milenio de arte. Pero su aparición no simplifica demasiado la tarea, pues toda notación sólo es válida para un tiempo y un medio geográfico determinado. Fundada en interpretaciones convencionales, exige del lector una complicidad que se apoya en un ideal artístico compartido y en una compleja red de hábi­tos de ejecución.
Por otra parte, la notación medieval es claramente deficitaria en sig­nos comparada con notaciones posteriores. La interpretación de las obras plantea, pues, un problema, y muchos se desaniman ante la aparente debilidad del soporte.edad media
Además, la notación de la Edad Media sólo se centra en una peque­ña parte del repertorio musical. Todo lo que es música tradicional, de diversión o canto popular, no es recogida por el anotador y queda con­fiada a la transmisión oral. Sólo podemos hacernos una idea de este repertorio por las huellas que ha dejado en el arte culto.
Además, es evidente que sólo se conserva una pequeña proporción de las obras que merecieron el honor de la notación. El libro era un producto precioso y codiciado: poseer un manuscrito constituía un signo de riqueza excepcional. La Biblioteca Carlos V de Francia poseía un fondo de 1.200 manuscritos a la muerte de este último (1380). Este número, que puede parecernos modesto, era colosal para la época. y la biblioteca del Rey era un verdadero centro de estudio e información para la elite intelectual. Sin embargo, muchos manuscritos medieva­les, objetos sin precio por su riqueza y magnificencia. fueron robados o destruidos.Cantigas_musette
Al abordar el estudio de las fuentes musicales antiguas habrá que preguntarse por la representatividad de los testimonios transmitidos. ¿Se puede juzgar un estilo o una escuela a partir de un solo manuscri­to? ¿Cuáles eran los criterios que se exigían implícitamente a una obra para que accediera a la notación? Para superar las dificultades que plan­tea el análisis del lenguaje musical de la Edad Media harían falta muchos más ejemplos para poder establecer convergencias, pero, a fal­ta de gran número de composiciones, nos vemos reducidos a razonar por inducción.
OTRA FUENTE DE INFORMACIÓN: LA ICONOGRAFÍA
Gracias a los trabajos de los historiadores del arte, conocemos los imperativos o los límites de las diferentes técnicas empleadas en las artes plásticas, la simbología o los códigos expresivos, el uso original de los documentos y su entorno. Sin embargo, el musicólogo se pre­guntará a menudo hasta qué punto se puede dar crédito a unas imágenes que, aunque ligadas a temas musicales, responden a preocupaciones aje­nas a su propio objeto de investigación. Se sabe, por ejemplo, que el artista medieval tiene tendencia a representar todo lo que conoce impul­sado por un deseo irreprimible de mostrar su saber. El miniaturista reproducirá en su folio de pergamino todos los instrumentos de música en uso, y el poeta los enumerará llevado por la musicalidad de sus nombres y para demostrar el aspecto enciclopédico de sus conoci­mientos.
El problema que plantea la iconografía es muy difícil de resolver, y muchas veces el musicólogo recurrirá a ella como un lujo, un adorno del discurso, y no un elemento de demostración.

Fuentes:  Historía de la música, Espasa

¿Cuándo aparece la música?

Partituras

El hombre primitivo.

¿cúando aparece la música? ¿cómo fueron sus promeras manifestaciones acústicas? ¿de qué instrumentos se valieron en un principio?.
Estas y otra preguntas permanecen y permanecerán muchos tiempos sin contestar. La ciencia de la música contrastada, llamada Etilogía musical, se ha preocupado durante mucho tiempo por desentrañar los misterios del origen de la música, y así, han surgido distintas teorías. Karl Bucher, Ch. R. Darwin, Curt Sachs, Carl Stumfs, Adolfo Salazar y otros muchos han lanzado sus teorías que pueden ayudarnos a la comprensión del misterio.
Para unos, el origen de la música hay que ponerlo en los gritos de amor del hombre primitivo; para otros serán canciones de trabajo; para otros , de las primeras modulaciones; algunos, en fin, piensan que fueron las primeras manifestaciones de alegría o temor con el correlativo sonido gutural lo que dió origen a la música más incipiente.
Al margen de todas estas teorías , podemos imaginarnos lo que fue aquel primer espacio , quiza muy largo, en el que poco a poco, y en un campo mitad magia, mitad religión, fueron dándose las primeras condiciones para que la música fuera cuajando como arte independiente.

Salazar ha dicho que la música nace cuando el hombre se descubre a si mismo como instrumento musical.
El hombre primitivo tuvo a su disposición tres procedimientos acústicos para producir una incipiente música:

Los que producia con el aparato respiratorio.
Los producidos con órganos de su cuerpo: manos, dedos, pies.
Los que producia con elementos distintos a su cuerpo: palos, piedras, pieles tersas, troncos vacíos por dentro, o huesos sin médula.
Quizá esto fue ajeno a la música. Pero , con el tiempo, estos sonidos que comenzaron siendo medios para cazar, para conjurar fuerzas de la naturaleza, para asustar, fueron pasando al campo de la diversión o de la práctica de la religión, de los hechiceros y curanderos, y con ello se va poco a poco estabilizando lo que al principio comenzó con indecisiones y en campos inciertos.
El hombre tras estos descubrimientos , se encuentra frente a dos fuentes de producción musical: la que produce con su propio aparato vocal: Música voca; la que produce con otros instrumentos manejados por él, que llevará a la música instrumenta.
Paralelamente con la música, y como traducción del deseo de comunicación que la música lleva consigo , aparece la danza.
En este proceso que va de lo puramente rudimentario hasta la etapa de su dominio, tendrá que pasar por varios estados de perfeccionamiento que deberán ser actos volitivos necesarios, complaciencia de los hechos y orgenización técnica colectiva.
Cuando estas tres condiciones se cumplan, se dará el fenómeno artistico musical completo. Por esta razón, el canto de un canario, por ejemplo, no es música en sentido riguroso: el elemento volitivo, el recreamiento voluntario, la capacidad de repetir lo mismo y la complaciencia en ello, son elementos fundamentales que se dan en la música como arte.
Los restos que hoy nos quedan de aquellos tiempos en las pinturas de Altamira, de Cogul, son ejemplos presiosos que nos ayudan a comprender el desarrollo paralelo de las artes en todas las civilizaciones. Adolfo Salazar ha podido, incluso, hacer un recuento de pequeños instrumentos , como planchetas, silbatos de hueso, rascadores, y otros mil artilugios que en su primitivo uso debieron de tener la función de producir, de un modo incipiente , la música.
Fuentes: Mis colecciones musicales. Mis libros. Mi biblioteca musical.Howëler, Michel Brenet, Diccinario musical Espasa Calpe, Diccionario Britanico de la música, Enciclopedia musical Uteha 5 tomos……

Claude Gervaise. Renacimiento.

Partituras


Claude Gervaise
Claude Gervaise

(París, 1525 – 1583 )  fue un compositor, editor y arreglista de música renacentista , principalmente recordado por su asociación con el renombrado impresor Pierre Ataingnant, cómo así también por su música instrumental. 

Aun es poco lo que se ha investigado sobre su vida, y únicamente se conocen detalles de la época en que trabajó en París como asistente de Attaingnant. Aparece mencionado por primera vez en 1540, como editor de varios libros de danzas instrumentales impresos por Attaingnant. Luego de la muerte de Attaingnant, a finales de 1551 o 1552, Gervaise continúa asistiendo a su viuda en su negocio de publicaciones musicales.


 No se sabe a ciencia cierta qué fue de la vida de Gervaise después de su última mención como editor de los trabajos de imprenta en 1558. 

 La producción musical de Gervaise consiste en chansons y danseryes, la mayoría para tres o cuatro voces. No parece haber escrito música sacra, algo inusual para compositores de la época. Además de componer música, introdujo innovaciones en la notación de la música instrumental; en un manual para viola, (1548) se sabe que realizó la primera tablatura para ese instrumento en Francia.
Sus canciones son de composición libre y la mayoría provienen de largos poemas. Publicó una colección de veinte canciones para cuatro voces en 1541. Las restantes canciones -para tres voces- son arreglos de las piezas anteriores para cuatro; ésta colección se publicó en 1550. Estilísticamente son típicas de las canciones francesas de la época: polifónicas pero concisas.
Su música instrumental es lo más conocido de su producción. 

La mayoría está escrita para cuatro partes, y dirigida a la danza. Las principales formas empleadas son: pavana, gallarda y branle, incluyendo de éste último las variantes courante, gay, y simple’. Una de sus pavanas (Pavane Passemaize) incorpora la famosa, verdaderamente ubícua, línea de bajo del “Passamezzo antico”.
Las melodías son simples, y la textura es siempre homofónica, haciéndola ideal para la danza.

Bach en Postdam

Partituras
Informe en el “Spenersche Zeitung” (diario de Spener)

Berlin, 11 mayo de 1747

Nos informan de Postdam que el domingo último el famos director de orquesta de Leipzig, Sr, Bach , llegó con la intención de escuchar la excelente música real de dicho lugar.
En la tarde, más o menos a la hora en que acostumbra a comenzar la musica de cámara habitual en los departamentos reales, Su Majestad fué informada de que el director de orquesta bach había llegado a Potsdam y estaba esperando en la antecámara la amableautorización para escuchar la música. Su Majestad misma dió inmediatamente órdenes para que Bach fuese introducido y, al entrar éste, se dirugió hacia el así llamado forte e piano, accediendo a tocar, en persona y sin previa preparación, un tema para que fuera convertido por el director de orquesta Bach en una fuga. Esto fué ejecutado tan felizmente por el mencionado director de orquesta , que no ´solo su Majestad se complació en demostrar su satisfación por ello, sino que tambien todos los presentes quedaron admirados.

El Señor Bach encontró el tema propuesto tan extraordinariamente hermoso, que se propuso desarrollarlo en una fuga según las reglas, y hacerla grabar en cobre. El lunes el famoso compositor fué escuchado en la Iglesia del Espiritu Santo, en Potsdam, y recogió admiraciones generales del numeroso auditorio. En la tarde Su Majestad lo puso de nuevo a prueba con la ejecución de una fuga a 6 voces , lo que él cumplió tan diestramente como en la ocación anterior, para placer de Su Majestad y general admiración.

Diario de Spener , Berlin 11 mayo 1747

Roman de Fauvel

Partituras

Le Roman de Fauvel

 Aprender desde Wikipedia.
Es un extenso poema alegórico del siglo XIV (1314 – 1316), sobre las costumbres de la época. El texto literario fue escrito por Gervais de Bus y Chaillou du Pestain, y en él se describe la vida de un asno llamado Fauvel cuyo nombre es acróstico (formado por iniciales de otras palabras) en los principales vicios observados en la época:
Muchos de los textos del román presentan denuncias contra el clero de la época, y hay también bastantes ilusiones a sucesos políticos.

En
el poema se hallan interpoladas alrededor de 167 piezas musicales que
de hecho, constituyen una antología de la música de finales del siglo
XIII y principios del XIV (Ars Nova). La mayoría de las piezas son monofónicas (rondeaux, ballades, chansons y diversos cantos llanos). Sin embargo se incluyen también 34 motetes polifónicos. Sobre todo van a destacar los motetes isorrítmicos de Philippe de Vitry.

Videopartitura:Jules Massenet’s Meditation Para piano solo.

Partituras

 Jules Massenet

(Montaud, Francia, 1842-París, 1912) Compositor
francés. La ópera tiene uno de sus creadores más sensibles y refinados
en Jules Massenet, el más popular de los compositores franceses que han
abordado este género después de Gounod y Bizet. Talento precoz, su
primer contacto con la música se lo proporcionó su madre. Más tarde, a
los nueve años de edad, fue admitido como alumno en el Conservatorio de
París. Los años de estudio en esta institución se vieron culminados en
1863 con la concesión del prestigioso Gran Premio de Roma, que permitía a
los galardonados residir durante una temporada en la Villa Médicis de
la capital italiana.
A su regreso a París, Massenet compuso sus primeras óperas, La coupe du roi de Thulé (1866) y Le Grand-Tante
(1867), las cuales, a pesar de contener pocos elementos que hagan
presagiar su evolución posterior, denotan ya la espontaneidad e
inspiración melódica que constituirán los rasgos más distintivos de su
producción escénica.
A pesar del éxito de algunas de
estas composiciones, su consagración como músico dramático no llegaría
hasta el estreno, en 1884, de Manon, compuesta sobre la célebre
historia de Manon Lescaut que también inspiraría a Puccini algunos años
más tarde. A esta ópera le sucedieron otros títulos importantes como Le Cid (1885), Esclarmonde (1889) y, sobre todo, Werther (1892) y Thaïs (1894), dos obras que conservan aún hoy un puesto de privilegio en el repertorio de los grandes coliseos operísticos.

Mientras
tanto, la carrera de Massenet había ido consolidándose también en el
ámbito oficial, desde que en 1878 hubiera sido nombrado profesor del
Conservatorio de París. De su producción hay que destacar también las
óperas Chérubin (1905) y Don Quichotte (1910), una de sus
últimas composiciones, y las orquestales Suites núms. 4 «Escenas
pintorescas» (1874) y 7 «Escenas alsacianas» (1881), las dos eclipsadas
por su legado dramático.

Fuentes: >Biografías.

Carl Philipp Emanuel Bach: Solfeggietto en do menor de C. P. E. Bach.

Partituras
Carl Philipp Emanuel Bach 

 Solfeggietto en do menor de Carl Philipp  Emanuel Bach


(Weimar, 8 de marzo de 1714 – Hamburgo, 14 de diciembre de 1788) fue un músico y compositor alemán. Es a menudo referido como C.P.E. Bach.
Está considerado uno de los fundadores del estilo clásico y uno de los compositores más importantes del periodo galante, aparte de ser el último gran maestro del clave hasta el siglo XX.

 Carl Philipp Emanuel fue el quinto de los siete hijos de Johann Sebastian Bach y Maria Barbara Bach; su padre tuvo veinte en total. Georg Philipp Telemann fue su padrino.
A los 10 años entró en la escuela de Santo Tomás de Leipzig, de la que su padre era Cantor desde 1723. Estudió Derecho en las universidades de Leipzig en 1731 y, a partir de 1734, en la Universidad Viadrina de Fráncfort del Oder. Se licenció en 1738, a los 24 años, pero no desarrolló ninguna carrera jurídica, dedicándose, en cambio, plenamente a la música. Ya había empezado a componer en 1731. Carl Philipp Emanuel Bach era un hombre que lo pasó mal durante su vida, ya que no era muy agraciado.
Ese mismo año de 1738 fue nombrado clavecinista en la corte del príncipe heredero Federico de Prusia (“Federico el Grande”). Al ascender al trono en 1740, C.P.E. formó parte de su corte. 


Era por entonces uno de los clavecinistas más importantes de Europa. Su reputación quedó definitivamente establecida por dos series de sonatas, dedicadas, respectivamente, a Federico el Grande (Preußische Sonaten, 1742) y al gran duque de Wurtemberg (Württembergische Sonaten, 1744).
En 1744, C.P.E. se casó con Johanna Maria Dannemann, que le dio tres hijos, una de ellos llamada Anna Carolina Philippina Bach y el segundo hijo se llamo Johann Sebastian Bach como su abuelo Johann Sebastian Bach todos sin descendencia. En 1746 fue nombrado músico de cámara, y durante veintidós años compartió el favor real con músicos como Carl Heinrich Graun, Johann Joachim Quantz y Johann Gottlieb Naumann.

En este tiempo que residió en Berlín, compuso principalmente obras para teclado y para flauta, instrumento favorito de Federico II y del que el rey era un intérprete bastante aceptable.
Después de la muerte de su padre en 1750, C.P.E. pretendió el cargo de Cantor de Santo Tomás, pero no se le concedió el puesto, probablemente porque el Concejo había quedado cansado de los Bach. C.P.E. asumió como heredero una parte de los bienes familiares, especialmente gran cantidad de partituras y cantatas.

Acogió en su casa a su joven medio hermano Johann Christian, del que fue profesor entre 1750 y 1755. Se alejó de la corte, donde se encontraba poco considerado, y se fue a residir a Zittau y después a Leipzig.
En 1753 publicó su Versuch über die wahre Art das Clavier zu spielen (Ensayo sobre el verdadero arte de tocar los instrumentos de tecla), un tratado sistemático y magistral que tuvo enorme éxito. Para el año 1780 había alcanzado la tercera edición. Es la base para los métodos de Muzio Clementi y Johann Baptist Cramer. Sigue siendo todavía válido.

En 1768 C.P.E. Bach, tras la muerte de Georg Philipp Telemann, le sucede en el cargo de maestro de capilla en Hamburgo. Esto hizo que se le conociese como el ‘Bach de Hamburgo’, para diferenciarlo de su hermano Johann Christian, conocido como el ‘Bach de Londres y de milan’. En este nuevo cargo, tuvo que prestar mayor atención a la música sacra. Al mismo tiempo, la carrera de Joseph Haydn estimuló su propia composición instrumental.
Murió en Hamburgo el 14 de diciembre de 1788. En 1805, su viuda quiso parte del material que Carl Philipp Emanuel había heredado de su padre. El catálogo de su legado musical apareció impreso en 1790.

Misa: Antonio Lotti.Kyrie

Partituras

Partitura cantada virtualmente a 4 voces. Misa: Kyrie

.

Biografía

Antonio Lotti (Venecia, 1667 – 5 de enero de 1740) fue un compositor italiano del Barroco tardío.
Antonio Lotti nació en Venecia. Luego de estudiar con Giovanni Legrenzi, hizo su carrera musical en la basílica de San Marcos, primero como cantante, luego como asistente del segundo organista, desde 1704 como segundo organista, y finalmente como maestro de capilla en 1736, cargo que mantuvo hasta su muerte. Estuvo casado con Santa Stella, notable soprano de la época.
Lotti escribió en una amplia variedad de formas musicales, incluyendo misas, cantatas, madrigales, alrededor de treinta óperas y música instrumental. Su música sacra coral es a menudo a capella.
Sus trabajos se consideran un «puente» entre la música barroca y la emergente música clásica.
Fue además un maestro notable, contándose entre sus alumnos a Domenico Alberti, Benedetto Marcello, Baldassare Galuppi y Jan Dismas Zelenka.

Diccionario de la música

El antifonario gregoriano

Partituras

EL ANTIFONARIO GREGORIANO

El libro

Lo que llega de Roma, designado con el término general de antifonario, es ante todo un libro. Es preciso conceder a este hecho toda su importancia, tanto cultural como institucionalmente. El instrumento de saber y autoridad que representa el libro se fue convirtiendo en el transcurso de los siglos en el medio imprescindible de la liturgia, y en él se consignan la organización del calendario, los textos variables y las oraciones esenciales, las lecturas y los cantos.
Los libros romanos que no formaban parte del antifonario (de cuya relativa mutabilidad ya hemos hablado) fueron copiados una y otra vez, y circulaban desde hacía un centenar de años por los países del oeste europeo, no sin introducir confusión y desfases.
La estabilización que tanto deseaban las autoridades político-religiosas acabaría por «canonizar» el estado en el que esos países recibían el antifonario de Roma, convirtiéndolo prácticamente en un texto ne varietur.
La canonicidad del antifonario —que en gran parte es un hábito adquirido en Roma antes incluso de la salida de los libros romanos hacia los centros religiosos de Galia y Germania,  explica sin duda la gran reticencia de los nuevos responsables del canto (compilatores, compo-sitores, ordinatores…) a introducir textos nuevos en las formas musicales canónicas del antifonario.

En el reino de los adaptadores
Con frecuencia se ha intentado justificar esta reticencia —muy turbadora a decir verdad— recurriendo a razones musicales: incapaces de componer en el verdadero estilo «gregoriano», los recopiladores del antifonario, tras pasar una problemática «edad de oro», habrían preferido emplear cantos ya existentes o adaptar melodías más antiguas a textos nuevos.
Este argumento, en realidad nada desdeñable, ve disminuido su alcance ante el hecho masivo de que los cantores carolingios —absolutamente capaces, al parecer, de tratar las antífonas evangélicas y festivas del oficio, y muy competentes en el gran estilo responsorial y la composición de las melodías del ordinario hasta un período muy avanzado de la Edad Media— se comportan siempre ante el antifonario de la misa como adaptadores. Parece cada vez más probable que los cantores retocaron éste pieza a pieza para someterlo a los cánones del nuevo gusto, pero no hay indicios de que tuvieran conciencia en ningún momento de estar produciendo otro antifonario.

Un canto para la liturgia

El antifonario es un repertorio que forma parte integrante de un dispositivo litúrgico. Como fue el caso, sin duda, de las partes cantadas de la tragedia antigua, como será el caso, más tarde, de la ópera y la cantata, las acciones cantadas están sometidas a un cierto número de convenciones formales, funcionales y semánticas. Éstas imponen un momento, un estilo, una estructura general, un ritmo de desarrollo, cierto grado de ornamentación, una extensión determinada, el número y la dignidad de los que intervienen, y, por último, su contenido doctrinal o afectivo.

More romano
Es sorprendente advertir que los importadores de libros romanos estaban tan ávidos de hacer suyo el espíritu de la liturgia romana como su letra, su manifestación material. Entre todos los autores de la época